Como Generar Confianza Niños

Cómo trabajar la confianza puede facilitar el proceso de aprendizaje del alumnado

Reforzar la confianza de los estudiantes en su capacidad para aprender y resolver problemas los prepara para afrontar retos de forma exitosa.

Podemos entender la confianza como una actitud ante los retos; consiste en explorar y asumir riesgos con una creencia fuerte y positiva en la capacidad de uno mismo para alcanzar una meta. La confianza en el aprendizaje promueve la voluntad de probar cosas nuevas, de interiorizar el proceso de aprendizaje y trabajar para lograr el dominio de un tema en concreto. Refuerza la creencia de saber que equivocarse es parte del aprendizaje; se trata de estar dispuesto a salir y probar, poner ideas en juego y creer en uno mismo mientras se trabaja en un objetivo.

La tarea de los educadores es ayudar a los alumnos y alumnas a construir su futuro. Por ello deben aplicar diferentes estrategias y herramientas para garantizar que tengan plena confianza en su capacidad para aprender y adquirir las habilidades necesarias para los retos del mundo actual.

Un artículo reciente de Saga Briggs señala que la confianza del alumnado puede influir en el desempeño hasta en un 12 %. La confianza en su capacidad para aprender y resolver problemas es un factor determinante del rendimiento educativo. De hecho, la confianza, a menudo definida como autoeficacia, parece predecir mejor el rendimiento académico que la autoestima. Eso significa que generar confianza es un componente clave del éxito académico y de la vida en general. Entonces, ¿cómo cultivamos esta creencia de tal manera que acepten un sistema de ensayo y error, resuelvan desafíos de cualquier tipo y acepten el proceso de aprendizaje?

¿Se puede enseñar la confianza?

Ned Sheehy, Education Master Educator de LEGO® Education, reconoce la complejidad de generar confianza en los niños y niñas:

“Los estudiantes necesitan confianza para permitirles explorar y estar expuestos a habilidades de pensamiento de orden superior. Cuando se pide a los niños que den un paso más allá de memorizar y repetir lo que está haciendo el instructor, necesitan creer que no habrá consecuencias negativas para intentos fallidos.”

Para formar lifelong learners (aprendices de por vida), primero deben disfrutar del proceso de aprendizaje, probar cosas nuevas y aprender de sus experiencias anteriores. Estas son las características del aprendizaje a través del juego, según lo investigado por la Fundación LEGO, que permite a los niños desarrollar una comprensión conceptual profunda para conectar conceptos y habilidades, y aplicar su conocimiento a nuevas situaciones. 

Esto crea una tarea compleja y convincente cuando consideramos: ¿Cómo construimos esta confianza? ¿Cuáles son los principales factores entre los docentes que conducen a la construcción de alumnos seguros de sí mismos? ¿Cómo cambia esto en las diferentes etapas educativas?

Aprendizaje Hands-on

Generar oportunidades dentro del aula para trabajar en la resolución de problemas es clave para crear confianza y que se preparen para la vida más allá de la escuela. 

Según una encuesta reciente, el 96 % de los docentes creen que el aprendizaje práctico aumenta la confianza. A través de este tipo de aprendizaje, pueden integrar experiencias del mundo real y aplicar lo que aprenden. Además, desarrollan confianza ya que pueden trabajar con ideas, reflexionar sobre sus experiencias y esforzarse en lo que crean.

Las aulas que permiten este tipo de aprendizaje activo y con propósito crean entornos propicios para explorar y crear, lo que permite al alumando tener confianza en su propio aprendizaje.

Aprender a través del juego permite lograr resultados de aprendizaje.

Cultivar la confianza crea un ambiente seguro para que los alumnos participen activamente en su aprendizaje a través de proyectos más colaborativos y experiencias lúdicas. Una nueva investigación publicada por la Fundación LEGO en marzo de 2019 demuestra que cuando se fomenta la participación a través del juego, estas experiencias refuerzan la confianza y son muy eficaces para lograr resultados de aprendizaje. 

Como se ilustra en el nuevo informe, un aumento en la confianza medida por la autoeficacia se relacionó con una mayor comprensión de los conceptos; cambios más positivos en ciencias, resolución de problemas y matemáticas; y mayor motivación y disfrute en el aprendizaje. Por ejemplo, los estudiantes que piensan que son más hábiles en matemáticas obtienen mejores resultados en matemáticas.

Una actitud para superar los obstáculos al aprendizaje 

Una de las principales tareas de los centros educativos es promover que el alumnado se sienta cómodo aplicándose y demostrando y reflexionando sobre sus experiencias. Como escribe el educador Ted McCain en su libro de 2005 Enseñanza para el mañana, la razón por la que los alumnos “no pueden esforzarse es porque tienen miedo de no estar a la altura”. 

Argumenta que si nos enfocamos demasiado en que proporcionen respuestas, entonces creamos un sistema que restringe la creatividad y la innovación. Como educadores, se deben generar oportunidades para que se acerquen a experiencias nuevas y diferentes.

Necesitamos permitir que los niños y niñas resuelvan los problemas, superen los fracasos y profundicen su comprensión de cómo funciona el mundo. Al igual que enseñar a un niño a andar en bicicleta, necesitan más de una oportunidad para luchar con nuevas ideas e iterar para encontrar confianza y dominio de sus soluciones.

Aceptar el error como parte del proceso de aprendizaje 

Los estudiantes no estarán dispuestos a correr riesgos si no se sienten cómodos cometiendo errores, e incluso se desconectarán o se bloquearán cuando se enfrenten a desafíos si temen dar una respuesta incorrecta o recibir comentarios negativos.

Es por esto que aquellos que  se sienten cómodos utilizando un proceso de iteración (observando los éxitos y los fracasos) tienen más probabilidades de tener confianza en su aprendizaje. Los estudios han demostrado que las aplicaciones de LEGO impulsaron la motivación del alumnado (Ortiz, 2015; Blikstein, 2013). Otros estudios establecieron que el alumnado que trabaja con productos LEGO Education, tienen más confianza para presentar soluciones después de tomarse el tiempo para trabajar en los errores junto con un proceso de retroalimentación.

Los maestros también dan testimonio de esto, por ejemplo Nadine Jacang, maestra de educación de LEGO Education, reconoce que “la confianza genera motivación  y les permitirá llegar más lejos.”

¿Cómo puede ROBOTIX ayudar en el proceso de generar confianza en los niños y niñas?

La robótica educativa es una manera óptima de incorporar en las aulas sistemas prácticos que trabajen la confianza de los estudiantes. Contamos con diferentes soluciones para ayudarte a generar entornos de confianza, donde el aprendizaje sea el centro de la ecuación.

Por ejemplo, todos nuestros kits de robótica educativa trabajan siguiendo un modelo que cubre los diferentes puntos que hemos analizado en este artículo. Si te interesa saber más sobre las diferentes opciones que tenemos para ayudarte, estaremos encantados de ayudarte en info@robotix.es

Comparte este artículo en...